Crocanti // Tarantulas Pentium

Crocanti // Tarantulas Pentium

21.6.2013       20:00h

La Llimera  c/ Pérez Estrich 13 Valencia

aportación 5€ con consumición

poster crocanti tarantulas3mini

CROCANTI        audio     video

Crocanti is a project by Martí­ Guillem , based on the research of sounds in electronic devices, toys, and retro stuff, developing personal interfaces with the art of circuit bending, which are his own way of playing music, based on noises, randomness and live-performance.
Most of the elements are recycled or reused and also some d.i.y. instruments are often used, mixing them to generate a concrete audiovisual experience.
Crocanti  mix structure and improvisation, control and kaos, noises and low-fi sounds.
It´s possible to understand what´s happening and where the sounds came from.
By using non totally controlled devices, to play music becomes a live experience.
An experience across childhood, electricity, nature, retro-game, industrial aestetic, naif, absurdity, etc.

using, bugs, errors and failures of the system as main concept of creation.

——————————————————————————————————————————————————————-

TARÁNTLAS PÉNTIUM          audio   video

Cuando Tarántulas Pentium decidió discurrir por el sendero de la soledad descolgándose de riendas y monturas, de pájaros alados y de pico curvo, de electrorockeros, o de descansos digestivos en forma de loop y desconcierto ruidal, en definitiva, de tucanes y siesteros, fue fácil presentir hacia donde desembocaría tan esperado viaje. Introducirse en su ánfora es como estar dentro de una película viajando por planos de paisajes inhóspitos y por olas de bucles. Bandas sonoras del particular cerebro, del peculiar sujeto que se esconde tras el arácnido nombre y apellido espectrum. Y puedes bucear con él bajo tierra, con ecos de Neu! y retruenos de la Dusseldorf, con pinceladas brucehaackianas, con esa frágil feliz tristeza de los alemanes del dulce sinte y del galopante timbal y “palante”. Arrebatándose a veces hacia el discotequeo más garrulo y bueno, el de los ochenta o el del tercer decenio de uranes en febrero. Me declaro fan. Y casi puede verse al entornar los ojos la silueta de un niño frente al acantilado, y el silencio enfrentado a un espejo que refleja 88 teclas de marfil blanco y sostenidos negros. Y entonces empieza el viaje. Como en una película. Pero sin la imagen.
Sigilo Nipples

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: